Creemos en un servicio de transporte que contribuye a mejorar la calidad de vida de quienes viajan y brindan beneficios a quienes contratan, es decir, que generan un bien común. Trabajamos por este bienestar en ámbitos como la salud, gestión, seguridad, y tiempo. Aquí encontrarás un update de las acciones que tomamos en LiPU para cuidar su comunidad.




Conoce los servicios
que LiPU tiene para ti

Responsabilidad Vial

Al final del trayecto está nuestra casa, la de los clientes y de los usuarios. Con esta filosofía en mente fomentamos a diario una cultura vial que se transmite a todas las áreas de LiPU, desde administrativos hasta operadores.

Buscamos reforzar internamente la idea de que tomar medidas de precaución es ser responsables con nuestra comunidad y todos podemos contribuir a generar un ambiente vial seguro.

Para ello partimos de 3 medidas básicas en el camino: el uso de cinturón de seguridad, evitar el exceso de velocidad y la distancia adecuada entre autos.

Uso de cinturón de seguridad

El cinturón de seguridad es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial. Toma pocos segundos ponérselo y reduce a la mitad el riesgo de un accidente mortal, además de disminuir en un 75% el riesgo de lesiones.

Por eso, hacemos de su uso algo que es parte de la rutina, tan natural como ponerse el uniforme para nuestros operadores.

Teniéndolos a ellos como ejemplo, nos permitimos también pedirle a los pasajeros usar el cinturón de seguridad con señalizaciones en nuestras unidades, ya que según la OMS, usarlo reduce un 25% el riesgo de accidentes mortales en los pasajeros de asientos traseros.

Se calcula que cada año, su uso correcto evita 100 mil muertes en el mundo de ahí que se le considere un salva vidas en la cultura vial. Estos son algunos puntos clave para abrocharlo correctamente:

Deben evitarse holgaduras y dobleces, procurando ajustarlo bien al cuerpo.

La cinta torácica:

· Debe pasar sobre la clavícula, entre el hombro y el cuello, y descender a la mitad del pecho.

· Debe regularse bien la altura del cinturón o en su defecto, la del asiento.

· Evitar colocarla sobre el cuello, hombro o seno pues puede causar una lesión grave en caso de accidente.

La cinta abdominal:

· Debe colocarse sobre los huesos de la cadera, siempre por debajo del abdomen.

· Evitar colocarlo sobre el abdomen, ya que puede puede provocar lesiones graves en caso de accidente.

Control de velocidad

Ni rápidos ni furiosos. Esa es una de las frases que siempre repetimos a nuestros conductores para concientizarlos sobre la velocidad a la que deben conducir.

El exceso de velocidad está relacionado con el 30% de los accidentes de tránsito, según la Conapra. Por lo que una velocidad adecuada siempre es factor de protección y una responsabilidad con la comunidad.

Además de respetar los límites establecidos, es importante que se adecúe a diferentes condiciones:

• Sus propias condiciones físicas y psíquicas.
• Las características del vehículo y de su carga.
• La situación del tráfico.
• Las condiciones meteorológicas y ambientales.

También fomentamos descansos en periodos largos de conducción, ya que circular durante mucho tiempo a una velocidad propicia la aparición de la fatiga e incrementa la hostilidad y la agresividad del conductor, debido a la tensión a la que está sometido.

Un dato que demuestra la importancia de disminuir la velocidad excesiva es que con tan sólo bajar 5 km/h se pueden reducir un 28% los accidentes mortales.

Distancia de seguridad

Sí, la sana distancia ha salvado vidas desde siempre, ya que cuanto más rápido circula un vehículo, más distancia recorre antes de detenerse por completo o de que su velocidad disminuya lo suficiente como para evitar un accidente.

Dependiendo la velocidad es la distancia que se recorrerá desde la reacción hasta el frenado total del vehículo.
La distancia de seguridad es un factor clave para evitar colisiones por alcance, que en nuestro país, representan un 14.7% de los accidentes viales.

Esta distancia permite detener el vehículo por completo en caso de emergencia y un frenado brusco sin colisionar con el vehículo delantero, teniendo en cuenta la velocidad, las condiciones de frenado y la adherencia instantánea.

Existen algunas técnicas que recomendamos a nuestros conductores para calcularla y así evitar accidentes:

La técnica de los 4 segundos.

Es la más conocida de todas por ser la más práctica y eficaz al momento de conducir. Para aplicarla, se fija la mirada en un objeto fijo de la vía y se calcula el tiempo que tardamos en pasar junto a él pronunciando ‘1101, 1102, 1103, 1104’. Si llegamos tras pronunciar esas cuatro palabras, vamos bien. Si no da tiempo es porque viajamos algo pegados.

Al circular detrás de un vehículo, multiplicaremos 0,5 por cada km/h al que vayamos para calcular una referencia segura en metros. Por ejemplo, si vamos a 100 km/h serían 50 los metros que debemos mantener aproximadamente.

Aunque no es la más rápida de aplicar, puede ser una opción para aquellos que buscan precisión. El método es multiplicar el número de las decenas de nuestra velocidad por sí mismo. Es decir, si vamos a 120 km/h multiplicamos por 12 para obtener 144 metros de distancia.

Con estos temas hemos partido en este viaje a fortalecer la cultura vial en Lipu, sin embargo, existen muchos otros que vamos desarrollando en el camino. Si quieres conocer más acerca de este tema, puedes seguirnos en nuestros redes sociales.

×

¡Hola!

Estamos listos para atenderte por whatsapp solo da click y ¡listo!

× ¿En qué podemos ayudarte?